EL FÚTBOL EN UN “TOQUE”

No es un artículo sencillo éste que me propongo escribir, pero hace mucho tiempo que lo vengo cabilando y espero poder desarrollarlo de un modo eficiente. ¿Qué es lo importante del fútbol? ¿Ser un virtuoso te garantiza ser un crack? ¿Son los delanteros y centrocampistas ofensivos los auténticos ases de este deporte? Vamos a intentar ofrecer un granito de luz a todo esto. Evidentemente no descubriré Roma, ni hablaré de algo nuevo e innovador, pero quiero plasmar mi punto de vista.

Me crié en una familia que adoraba la “técnica” por antonomasia (nada de mal gusto, es evidente) puesto que entendíamos que los jugadores más gambeteadores, virtuosos con la bola en su poder, habilidosos, capaces de superar a uno o más rivales, eran los mejores del mundo. Maradona, Messi, Garrincha, Gascoigne, Romario, Ronaldinho…podría dar nombres hasta fin de año, ya que magos del balón, han habido y habrán siempre. ¿Son ellos los mejores? De eso se trata el fútbol? Por supuesto que sí.

¿Qué buscamos entonces, si ya tenemos un punto de base con los virtuosos de la historia del balompié? Buscamos la esencia del deporte, está en lo más simple y elemental, el “toque”. ¿Se puede ser más rápido o más técnico? La genética humana seguirá evolucionando, seremos más altos, más rápidos, con la técnica de manejo de un “freestyler”, en definitiva versiones 3.0 de humanos. Pero pienso como Cruyff, que la auténtica evolución radica en la mente del futbolista. Podrán ser más fuertes, veloces y virtuosos, pero sino tienen agilidad mental, seguirán sin dar el paso evolutivo absoluto.

El fútbol para mi se resume en un “toque”, nada más y nada menos. El primer toque es lo mejor en una jugada, lo que determina el ritmo, la intensidad, la calidad y por supuesto el gol. ¿Qué seria sin el primer toque de Marco Van Basten en su finalización? Uno de los mejores “9” de la historia, rozando la perfección por ese primer toque finalizado en gol, sencillamente sublime. Otros como Batistuta (Batigol) donde un cañonazo era la mejor herramienta para fulminar arcos rivales. El primer toque en un delantero es siempre lo que marca la diferencia, si lo ejecutan a la perfección, no habrá defensa o portero que pueda parar ese punto de calidad superlativa.

El primer toque en mediocampo, no es ninguna sorpresa nombrarlo ¿qué sería del fútbol sin Xavi? Auténtico maestro de lo que es jugar a un pase, un solo toque y tener el control del partido, un toque y el mundo se subleva a tus pies, pase en corto o en largo, siendo manija y brújula de un encuentro. Xabi Alonso, Fernando Redondo o Lothar Mathaus, por poner un ejemplo, idóneos para explicar que el primer toque, la primera intervención cuando se recibe un balón, es lo que acelera, decelera, define, marca diferencias y aviva el frenesí del gol.

redondo    vanbasten

No es de extrañar que en las canteras hoy en día, se trabaje al máximo el primer toque, con rondos o máquinas que emulan la recepción de pelotas en un etorno de 360° (como el Borusia Dortmund) por ejemplo. Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo, decía Arquimedes. Dadme un buen primer toque y controlaré el fútbol, podría ser una variante.

Gracias y un saludo futboler@s!

BALÓN DE ORO O BALÓN DE MÁRKETING?

Hace una semana tuvo lugar la entrega del Balón de Oro Fifa 2014, el cual se entrega al mejor futbolista del planeta, elegido por prensa, capitanes y entrenadores de todas las selecciones nacionales. Hoy “el profeta del gol”, el legendario Johan Cruyff, da su opinión sobre el certamen, en su columna habitual del periódico ‘The Telegraph’. En la misma opina, que este premio carece de sentido y ha perdido toda su credibilidad, dado que bajo su prisma el premio lo merece el mejor futbolista a nivel individual, conjugado con los más grandes premios deportivos colectivos anuales.

BO

Cristiano Ronaldo venció el año 2013, sin ganar trofeos importantes con el Real Madrid, cuando el Bayern Munich había ganado todos los trofeos, arrasando en Europa y Ribery era el gran favorito. Este año 2014 Cristiano ganó la Champions League, pero varios jugadores alemanes ganaron torneos con el Bayern y por supuesto la Copa del Mundo Fifa, el trofeo por antonomasia del balompié terrestre. Cruyff destaca a Kroos, Neuer fue justamente uno de los finalistas y en mi caso soy un enamorado absoluto de Thomas Muller (me parece inaudito que no estuviera en el once mundial de la Fifa, creo que no se le valora como merece y a mi parecer fue el mejor jugador del mundial). Este 2014 recuerda al año 2010, cuando España tocó el cielo ganando la Copa del Mundo y Leo Messi ganó el Balón de Oro, siendo Xavi Hernández o Andrés Iniesta, los que deberían haber obtenido el galardón, por méritos individuales y colectivos.

CristianoBO   MesiBO

Vayamos por partes, si el premio es para el mejor futbolista a nivel individual, al más determinante, al que eleva este deporte a la categoría de arte, al que pagas una entrada sólo por verlo en el campo, al que pulveriza récords estadísticos goleadores, al que hace magia cada vez que nos deleita con su juego; es evidente que Cristiano y Messi, juegan en otra división y estos dos “marcianos” son los que siempre ganarán el premio un año tras otro. También son los estandartes de las multinacionales predominantes en el mundo del deporte y que los visten (Nike y Adidas) y nadie olvida el poder mediático de estos dos “monstruos”.

Si el Balón de Oro premia al jugador que ha realizado una campaña maravillosa a nivel de clubes y combinados nacionales, ganando los campeonatos más grandes y siendo determinantes en la consecución de todas las competiciones (no olvidemos que dentro de un deporte colectivo como el fútbol, en realidad no tienen demasiado sentido los premios individuales) entonces es evidente que se debe reformular, el criterio de las votaciones.

Sea como sea, la polémica seguirá formando parte de este certamen, ya que da la sensación de no dejar conforme a la mayoría, que la falta de consenso en el criterio del voto hace que deje un poso de injusticia y de ahí nuestra reflexión. Balón de Oro o Balón de Márketing?

Saludos!

BALÓN DE ORO BRASIL 2014

El 13 de Septiembre de 1989, nació en la región alemana de Baviera, el que para muchos (servidor incluido) es el mejor jugador del actual mundial de Brasil, Thomas Müller. Si dijera que es un placer escribir sobre este superdotado del deporte de la pelota, simplemente mentiría, ya que es una auténtica catarsis emocional dedicarle este artículo.

Allá por el mes de Agosto del 2008, el erudito Louis Van Gaal (entrenador maravilloso, que merece y tendrá su artículo) hizo debutar ante el Hamburgo a Müller con tan sólo 18 años, en esa campaña sólo jugó 5 partidos, siendo en la 2009/2010 donde explotó y se consolidó como pieza básica en el Bayern de Munich. Sus números fueron sin duda toda una declaración de intenciones, 34 partidos disputados (52 sumando todas las competiciones) 13 goles (6 más entre Copa y Champions) y 11 asistencias. La revista “Kicker”, bajo el voto de sus compañeros de profesión, lo eligieron como el mejor recién llegado a la Bundesliga y Premio World Soccer, al mejor jugador joven del mundo. Dada la gran temporada del futbolista teutón, ese verano recibe la llamada de Joachim Löw, convocándolo para disputar el mundial de Sudáfrica 2010. Lejos de amilanarse ante tal dantesco escenario, el zagal (tenía 20 años) dejó su sello con actuaciones cinceladas en oro, Bota de Oro con 5 dianas, 3 asistencias y fue nombrado por la FIFA como el mejor jugador joven del mundial. Había nacido una estrella del firmamento futbolístico.
En el presente campeonato del mundo, sus cifras son demoledoras del mismo modo, ya que ha igualado las cifras del anterior mundial (5 goles y 3 asistencias) ha sido “MVP” contra Portugal y USA y le falta por supuesto, la gran final que se disputa esta noche, en el mayor escenario del planeta fútbol, Maracaná.
Valga lo expuesto, como presentación del 13 de la “Die Mannschaft”, pero dejémonos de números por ahora y hablemos del futbolísta. ¿Cómo describir a Müller? Todos sabemos que es un tipo desgarbado, de apariencia flacucha, con las medias unos centímetros por encima de los tobillos y que transmite esa especie de despreocupación, que se antoja tan alarmante para el rival, por la extravagancia de la misma. No es extremadamente veloz, pero da igual, porque mentalmente es el primero de la clase, esto y su depurada técnica, le hacen ser un “jugón” con letras mayúsculas, dándole velocidad al balón, habilitando en muchísimas ocasiones a sus compañeros con el último pase y por si todo esto no fuera suficiente, corre y trabaja ofensiva y defensivamente como el que más. Goleador combinativo, oportunista, vertical (como buen alemán) y que va fenomenal de cabeza; sin ser el mejor en nada, es el mejor porque lo tiene todo. En su país lo apodan “Der Raumdeuter” (el intérprete del espacio) en un mundial donde se ha convertido en “trending topic”, hablar de los espacios (Sabella es el abanderado) es obligado reconocer al teutón, como el mayor exponente en este apartado. Dada su incomparable inteligencia en la lectura de los partidos, es capaz de aparecer en cualquier parte del campo, ganar esa posición que lo hace el rey encontrando espacios y de este modo facilitar opciones de juego, tanto para sus compañeros, como para si mismo. No olvidemos, que además de todo lo dicho, este estratosférico jugador, puede actuar en las 4 posiciones del ataque, por las dos bandas, detrás del delantero centro o acompañando al punta y por detrás del 9 en la mediapunta.

muller    muller2
No tengo nigún problema, en apostar por el de Baviera, como Balón de Oro en esta Copa del Mundo, ya que me parece el futbolísta más decisivo y completo del torneo y del planeta. Si alguien es capaz de ejercer de abrelatas, ese es él, si alguien es capaz de tirar del carro cuando las cosas van mal dadas, ese es él, si alguien puede dar la sensación de no estar, pero siempre está, ese es él. Gracias por existir Thomas, contigo la vida es más hermosa y engrandeces el deporte más amado y fabuloso del mundo. Recuerden, no diga jugador “completo”, diga, Müller! Saludos!