LA “PLANIFICACIÓN” DEL BARCELONA

La situación del Barcelona esta campaña dista mucho de lo que cualquier aficionado al fútbol podría esperar. Una plaga de lesiones de importancia y la sospechosa sanción de la FIFA (si sancionan a los ‘blaugrana’, deberían sancionar a la mayoría de clubes importantes de Europa) por el fichaje de jóvenes talentos para la cantera, hacen que el club barcelonista se encuentre en la peor situación deportiva de los últimos diez años. Nadie tiene la culpa de una mala racha por inoportunas lesiones y lo de la FIFA y otros estamentos contra los catalanes, ciertamente huelen a chamusquina, pero ¿hasta qué punto podemos culpar exclusivamente estos puntos enfatizados? ¿Es una campaña de acoso y derribo por temas políticos y de otra naturaleza ajena al fútbol? Puede que algo exista, no es un disparate elucubrarlo, pero vamos a buscar otros motivos deportivos y dejar la política fuera del deporte.

El Barcelona conoce la sanción de la FIFA, que estipula el castigo de no poder fichar durante dos ventanas del mercado de fichajes (Enero de 2015 y verano del 2015) desde hace más de un año. Luis Enrique y la dirección deportiva del club, debían planificar la temporada 2015/2016, sabiendo que no podrían inscribir jugadores hasta Enero de 2016, pero con la ventaja que desde el verano de 2014, ya lo podían meditar. El curso pasado trajeron al genio Luis Suárez, reforzaron por fin la zaga con Vermaelen y Mathieu, cambiaron a Cesc por Rakitic, y solventaron con creces la baja de Victor Valdés, con la incorporación de Bravo y Ter Stegen. Eso y que Luis Enrique lograra que Xavi y Mascherano se quedaran, que Piqué o Alves recuperaran su nivel, que Neymar despegara, que Iniesta volviera a ser decisivo y que el extraterrestre Messi se reinventara como el mejor asistente del mundo, sin dejar de golear, hicieron que los ‘blaugrana’ fueran de nuevo, la institución de moda en el mundillo balompédico.

Barsa

La sinfonía parecía perfecta, juntando al mejor tridente del planeta (para muchos el mejor de la historia) los ‘culés’ se coronaron con el triplete europeo y fueron el mejor club del viejo continente con todo merecimiento y justicia. Entonces ¿qué ha pasado para estar en la situación actual ahora mismo? Hoy en día, donde los clubes grandes juegan más de 50 partidos por temporada, con duelos miércoles y domingo (sin contar las selecciones nacionales y consiguiente virus FIFA) es utópico pensar que con un gran once titular lo tienes todo hecho, de cara a competir de un modo óptimo por todos los títulos disputados. Ahí es donde está el gran error, en la planificación de la plantilla de la campaña 2015/2016. Messi, Neymar y Suárez son el mejor tridente del mundo, pero es imposible que jueguen todos los partidos, igual que los Piqué, Busquets, Alba o Iniesta. Deben tener descanso, existen lesiones y sanciones que en algún momento dejarán fuera de la escuadra titular a cualquier jugador. Sabiendo que la plantilla es corta, puesto que no se puede inscribir hasta Enero de 2016, ¿por qué se dejan salir futbolistas, sin tener recambio? Se ha fichado a dos fantásticos jugadores, Arda Turan y Aleix Vidal, pero no puede debutar hasta el año que viene, dando salida a Pedro (jugador importantísimo en la historia reciente de los azulgrana y que ahora mismo sería titular con tanta baja) y se retiró el gran Xavi, sello y buque insignia del mejor Barcelona de la historia. Se cedió a Dennis Suárez por dos años el verano pasado, cuando se fichó a Rakitic, el mismo tiempo que a Tello, cedido al Porto. Este año se ha vendido a Deulofeu, Adama y Halilovic, uno al Everton, el otro al Aston Villa y el último al Sporting de Gijón.

LEnrrique

Muchos opinarán que es una reflexión ventajista, que “a toro pasado, todos somos Manolete”, que contra las lesiones no hay cálculo, puesto que son parte del infortunio e inherentes al fútbol. No lo rebatiré, pero lo que es irrefutable es que una plantilla se confecciona precisamente para lidiar con todo este tipo de improvistos y que hablamos del todopoderoso Barcelona, no de un pobre club de tercera división. ¿Alguien piensa qué Dennis Suárez, Tello, Deulofeu, Adama o Halilovic no podrían tener oportunidad de jugar y tener un hueco en esta plantilla, conociendo de antemano la dificultad que entrañaba este año? O digámoslo de otra forma ¿son Dennis Suárez, Tello, Deulofeu, Adama o Halilovic, peores que Sandro y Munir? A mi juicio más de uno de esos canteranos podrían estar ayudando a la plantilla actual y no los veo inferiores a Sandro o Munir. Así pues, cierto es que hay poderes oscuros acechando a los ‘culés’, que hay que poner alguna velita más a los santos para que no se ceben las lesiones con el equipo, pero ante todo hacer autocrítica en la desastrosa planificación de la dirección deportiva y el cuadro técnico barcelonista.

Gracias y un saludo

CANALLADAS LAS JUSTAS, POR FAVOR

Como siempre, en apuestasypronosticos.es, vivimos pendientes de todo lo que el mundo del fútbol nos ofrece en forma de noticia relevante o “trending topic”. En este caso, queriamos dar nuestra opinión en torno a una de las grandes estrellas del firmamento futbolístico, uno de los activos del planeta fútbol, alguien capaz de hacernos sonrreir con sus diabluras futboleras y de emocionarnos con un sólo detalle de su incomparable calidad. Neymar es puro fútbol, cada poro de su piel exuda talento, el chico es tan inmenso que un detalle técnico le confiere al juego el apelativo de “show” o espectáculo.

No descubro nada dedicándole estas palabras de innegable admiración, él se califica sólo en un terreno de juego, se las dedico porque “Ney” es uno de los elegidos del firmamento futbolístico, de los que están tocados con la barita de los dioses para darle patadas a un balón, de los que los que amamos este deporte, debemos proteger y preservar para que siga dándonos alegrías con el arte de jugar como un semidiós al deporte rey.
Lo que sucedió ayer en los cuartos de final entre Brasil y Colombia, fue sencillamente una canallada, creo que muchos futboleros nos sentimos tristes y engañados, porque es una manera de robarnos el mundial. ¿Qué pretendía el colombiano Zuñiga con esa entrada salvaje y sin sentido? ¿Privarnos del que podría haber sido MVP del mundial y/o máximo artillero? La realidad es que nos ha robado a Neymar, ha dejado a la anfitriona huérfana de su mayor estrella desvirtuando las semifinales y al resto de la humanidad nos ha hurtado una dosis de felicidad.

Les pondré un simil para que me entiendan mejor, Diego Maradona, el jugador más grande que ha visto este planeta, fue autor de las mejores jugadas jamás vistas en el inmortal mundial de México 86; si algún defensa contrario lo hubiera lesionado como ha pasado con “Ney” en este mundial, no tendríamos en la hemeroteca el mejor gol de todos los tiempos regateando a medio equipo inglés o sorteando belgas, como si fueran conos, en aquella famosa semifinal Argentina vs Bélgica. En resumidas cuentas, nos habrían robado las imagenes más hermosas que se han visto en un mundial de fútbol.

Hace poco vimos que la FIFA (reyes de los disparates y los juicios mediáticos hipócritas de cara a la galería) crucificaba a Luís Suárez por una acción deleznable, pero que a la postre es más autodestructiva que dañina para un adversario; un mordisco es condenable, pero lo más que te deja es un morado que dura unos días. Un jugador que entra por detrás, sin balón de por medio, al más puro estilo matón de barrio que te apuñala por la espalda, quizás debiera ser observado también por los señores de la FIFA, ya que este tipo de acciones no dejan morados, dejan lesiones de más de un mes y a jugadores fuera de los mundiales.
neylesion    ney

Desde aquí me gustaría reclamar que se deje de maltratar a Neymar, que se olviden esas campañas malévolas que lo tíldan de “piscinero” o tramposo. Que dejen jugar y disfrutar al muchacho, porque es lo que quiere y sabe hacer. Que nos dejemos de envidias, de detalles poco éticos y aboguemos porque uno de los mayores activos del planeta fútbol, nos siga aportando a nuestras vidas chutes de felicidad. Saludos!